• Teléfono: 571 312 73 93
  • Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá

ACIEM

CRC y Camacol se enfrentan por nueva regulación en propiedad horizontal

Fuente: www.larepublica.co

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) fue la primera en llamar la atención tras la entrada en vigencia del Reglamento Técnico para las Redes Internas de Telecomunicaciones (RITEL), establecido por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), al considerar que encarecería el precio de la vivienda y afectaría el negocio de la construcción.

Sin embargo, la Comisión asegura que el RITEL establece las  reglas bajo las que deben operar las empresas constructoras y las de telecomunicaciones, a la hora del diseño y desarrollo de las redes internas de comunicaciones en las obras de  propiedad horizontal. Y señala que la medida no desfavorece las condiciones económicas de los mismos.

Esta norma, que entró en vigencia el pasado 15 de julio, fue expedida atendiendo a lo dispuesto en el artículo 54 del  Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014.  El reglamento permite que los usuarios puedan acceder a la televisión abierta  y escoger libremente a su operador de servicios de internet, televisión y telefonía, al no estar limitados a contar solo con servicios de un único proveedor.

LR habló con Juan Manuel Wilches, director de la CRC y Sandra Forero, presidente de Camacol para que expusieran sus puntos frente a este tema, que divide a dos importantes sectores de la economía.

“Buscamos mejores serviciosy precios para los usuarios”: Juan Manuel Wilches, Director de la CRC

¿Cuál es su postura frente a las críticas de Camacol?

Camacol está asociando la construcción de una red de telecomunicaciones con el valor de la vivienda. Cuando uno compra una casa nueva, viene con toda la infraestructura necesaria. La Cámara  está hablando como si ahora los constructores no estuvieran invirtiendo nada en la red y el cableado, pero sí se está haciendo. Habrá incrementos pero son los necesarios.

¿Qué estipula la regulación?

El RITEL busca que las redes internas se estructuren apropiadamente desde su diseño, de tal manera que permitan la prestación de todos los servicios  a los usuarios, y a la vez tengan la disponibilidad para que todos los operadores puedan acceder a cada una de las viviendas que componen la copropiedad.

¿Qué prácticas se presentaban entre los operadores y los constructores?

Eran acuerdos de exclusividad, donde el operador ponía el cableado de la red pero le exigía al constructor ser el único operador. Los mismos constructores nos dijeron que era necesario el RITEL porque las grandes empresas constructoras establecían unas reglas basadas en nuestro reglamento, sin este entrar en vigencia, pues es mucho más fácil discutir algún proyecto de vivienda con las operadoras bajo los parámetros que planteamos.

¿Está Colombia preparado en términos de infraestructura para el Ritel?

Precisamente lo que busca la regulación es dotar de infraestructura a Colombia. Si no dejamos los espacios aptos ahora para que todos los operadores se puedan conectar, la gente no va a tener fibra óptica dentro de 20 años, y lo que esperamos es que en 10 años toda la gente tenga acceso a ella.

¿Cuál es la opinión de los operadores?

Los mismos operadores nos solicitaron que les dejáramos construir la infraestructura, porque les reducimos costos  y la empresa se responsabiliza por la calidad de su servicio.

“Es una norma altamente ineficiente y sobredimensionada”: Sandra Forero, Presidente de Camacol

¿Es clara para usted la regulación?

El objetivo es claro y lo compartimos, es decir, que los usuarios puedan escoger el operador libremente, pero a todas luces es una norma  altamente ineficiente y sobredimensionada que no solo va en contravía de las tendencias tecnológicas de conectividad y servicios de telecomunicaciones, sino que no está alineada con las necesidades de los hogares.

¿Por qué argumentan que el costo de la vivienda aumentará por cuenta del Ritel?

Porque hemos hecho los análisis desde la primera versión que se pretendió adoptar. Como le digo, son cuatro años trabajando con algunas de las empresas que más volumen de vivienda construyen en el país. A pesar de la dificultad de entender la norma, han hecho simulaciones aplicándola en proyectos reales y de ahí el resultado del impacto. En el análisis no se han incluido costos por certificaciones, ni trámites adicionales que se generan porque nadie da razón sobre ellos.

¿Cuáles son las críticas a la regulación por parte del sector de la construcción?

Adicionalmente al impacto por los costos, está la preocupación en torno al mantenimiento de las redes, que por idoneidad y competencia actualmente está a cargo de los proveedores, con la entrada en vigencia del RITEL, esta responsabilidad queda en manos de los constructores durante un lapso de seis meses después de haber entregado la vivienda, y posteriormente de la copropiedad, que deberá solicitar el servicio y asumir el costo. Así mismo, la incertidumbre frente a la disponibilidad de materiales exigidos y la ausencia de profesionales que garanticen su implementación.

¿Por qué los colombianos tendrían que  asumir mayores costos de administración?

Teniendo en cuenta que estos servicios son especializados y para una copropiedad es imposible asumirlos, tienen que vincular personas especializadas, aumentar la vigilancia para los elementos externos y contar con administradores disponibles las 24 horas para atenderlo.

 

Las opiniones

-----

Julián Cardona Castro. Presidente Nacional de ACIEM

"El RITEL es un reglamento técnico que promueve la sana competencia entre los operadores de los servicios de telecomunicaciones en Colombia".

-----