• Teléfono: 571 312 73 93
  • Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá

ACIEM

¿Cuál debe ser la banda ancha mínima en Colombia?

El amplio volumen de contenidos que cada segundo fluye por las autopistas digitales de la información, sumado al creciente número de productos que se “comunican” mediante internet, ha llevado a que las necesidades de conectividad de los usuarios de la Red se modifiquen drásticamente durante los últimos años. La necesidad de una mayor capacidad de comunicación son evidentes.

Colombia es una muestra de dicha realidad. En el país se ha disparado el consumo de servicios de ‘streaming’ de música y video, al tiempo que crece de forma constante el tráfico de datos a través de las redes móviles y fijas de los diferentes operadores de telecomunicaciones.

Con miras a no perderle el paso a las principales economías internacionales, Colombia alista un cambio en la definición de lo que en el país se considera una conexión banda ancha. Durante los últimos cinco años en Colombia se habla de banda ancha cuando una conexión tiene velocidades de ‘bajada’ (de información) de al menos 1.024 Kbps y 512 Kbps de ‘subida’.

De acuerdo con la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), dentro de su agenda regulatoria “la etapa de discusión sectorial está para el tercer trimestre de 2015 y la etapa de decisión regulatoria para el cuarto trimestre de 2015”. Ante la inminente actualización, la industria ya ha empezado a emitir sus opiniones frente a cuál debería ser el nuevo mínimo de velocidad para que una conexión a internet pueda ser considerada de banda ancha.

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), Julián Cardona, tiene una propuesta que difiere a la de buena parte del sector y considera que el mínimo se debe establecer en 20 megabits por segundo (Mbps). “Partiendo de la base de que se ha entendido que es necesario hacer esta modificación, lo mejor sería dar un salto importante que nos permita compararnos con Europa o los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”, asegura el ingeniero.

Cardona va más allá y asegura que en el país es necesario tener un plan nacional de banda ancha, que establezca un cronograma de trabajo en materia de penetración y velocidad de conexiones.

Estamos en pañales

Actualmente la Unión Europea tiene como objetivo para el año 2020 que todos los ciudadanos tengan acceso a unas velocidades de Internet de 30 Mbps o superiores, mientras que Estados Unidos ha redefinido el concepto de banda ancha al incrementar el mínimo de velocidad de 10 Mbps (del 2010) a 25 Mbps como velocidad mínima para que sea considerada de banda ancha comercialmente hablando.

Una opinión incluso más ambiciosa tiene la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que asegura que Colombia debe tener una velocidad efectiva mínima de 30 Mbps de descarga.

Por su parte ejecutivos de empresas de telecomunicaciones, gremios y analistas del sector consultados por Portafolio, coinciden en que lo más aconsejable es que las conexiones de banda ancha en el país tengan una velocidad cerca a las 10 Mbps la velocidad mínima de la banda ancha en Colombia debe ser de cinco Mbps.

De acuerdo con expertos, la discusión que tendrá que darse al interior del sector de las telecomunicaciones, supone un desafío para operadores, regulador y el mismo Gobierno, gracias a que el incremento en la definición de banda ancha obligará al mercado a ofrecer mejores servicios y las metas gubernamentales en materia de conectividad deberán ser reevaluadas a la luz de la nueva regulación.

Lejos del primer mundo

El más reciente reporte de banda ancha en el mundo, elaborado por Akamai, señala que el promedio global de las velocidades de conexión es de 4,5 Mbps (al tercer trimestre de 2014). Colombia, con 3,4 Mbps en promedio, no se encuentra lejos de dicha cifra, sin embargo su posición en el escalafón mundial (puesto 87), es una muestra de la necesidad que tiene el país de actualizar su definición de banda ancha.

Fuente: www.eltiempo.com