• Teléfono: 571 312 73 93
  • Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá

ACIEM

Se cumple un mes sin cláusulas de permanencia, ¿qué ha pasado?

Aunque por voluntad propia usted quiera tomar una cláusula de permanencia para adquirir un teléfono celular, como habían informado algunos medios y las propias autoridades, la modalidad está extinta entre los operadores del mercado de móviles del país. Si pregunta por ellas, probablemente le contestarán con un regaño, que no, que ya no existen.

Pues bien, ya pasó un mes desde que la Comisión de Regulación de Comunicaciones derogó esta medida y pese a que ni compañías ni autoridades del sector se pronuncian sobre el comportamiento de las ventas y del mercado, lo cierto es que la dinámica comercial para los usuarios cambió radicalmente.

Esta redacción hizo un recorrido por las principales tiendas de operadores en Bucaramanga y esto fue lo que encontró.

Smartphones… por el cielo

A simple vista lo que se puede observar es que el valor neto de los equipos, que ya no dependerá del valor de su plan y ni a cuántos meses o años lo tome, se incrementó considerablemente. Un equipo de gama alta en pospago que antes valía $1 millón 200 mil ahora vale $1 millón 700 mil.

Sin embargo, la competencia entre compañías se ha traducido en planes de voz y datos que usted puede acomodar a su presupuesto y que incluyen entre los valores agregados que ofrecen algunas empresas, el uso de aplicaciones gratis.

El valor de los planes tanto en voz y datos bajó ostensiblemente, lo que abre la posibilidad a los clientes de pagar $70 mil por un plan que ofrece hasta 200 minutos a cualquier operador y 2 gigas de internet.

Algunos dirán que un gasto compensa el otro pero no es así. Si compra un smartphone con el plan que desee, debe cancelar una suma de dinero mucho mayor al momento de adquirirlo. Esté preparado para sacar de su bolsillo mínimo $700 mil.

Con esta primera cuota deberá cancelar un mes por anticipado, el valor de los primeros 30 días del plan, el IVA del celular, costo que no es financiado y también la primera cuota de su equipo (si decidió financiarlo). Una suma que como ya dijimos, podría rondar los $700 mil.

Para facilitar la compra de los equipos, algunas compañías diseñaron planes de financiación de hasta 12 meses, sin intereses. Otras por su parte cuentan con esta modalidad y además ofrecen la posibilidad a sus clientes de engancharse a una tarjeta compartida con entidades financieras como el Banco Bogotá o Colpatria, que son las que funcionan para la adquisición del equipo.

Estudio de crédito

Si toma esta opción allí mismo le harán un estudio de crédito en máximo 5 minutos y dependiendo de su capacidad de pago y vida crediticia, podrían darle un cupo de hasta $4 millones con tasas de interés de 2,13%, sin cuota de manejo durante los seis primeros meses.

En una de las compañías por la compra de un equipo de gama alta con financiamiento, usted deberá aprobar una visita domiciliaria, para verificar sus datos, entre otros aspectos.

Sorpresa para los usuarios

Ante la incertidumbre por la eliminación de las cláusulas de permanencia, muchos usuarios que esperaban cambiar sus móviles se apresuraron a hacerlo, como el caso de *Paola Rodríguez, quien temía que se incrementara el precio de los equipos.

“Un día antes de que eliminaran las cláusulas compré mi equipo porque había una promoción muy buena. El iPhone 5S me costó $600 mil con cláusula a 18 meses y un plan mensual de voz y datos. Al otro día fui a averiguar el equipo y costaba $1 millón 200 mil, menos mal lo alcancé a comprar barato”, dijo la usuaria.

Esta misma situación la vivieron muchos compradores en las tiendas de servicio de los operadores, donde los smartphones más comprados como el iPhone 5C, 5S y el Samsung Galaxy S5 oscilan entre $1 millón 200 hasta $1 millón 800 mil.

Para el presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros, Aciem, Julián Cardona, con la eliminación de las cláusulas creció la incertidumbre en el mercado.

Según el experto, cuando se debatió la medida, se propuso que el usuario tuviera la opción de tomar o no la cláusula. “La comisión eliminó totalmente la posibilidad al cliente, lo que obligatoriamente ocasionó que los operadores eliminaran los subsidios ya que no tenían esta garantía. Ahora sin esta posibilidad los equipos incrementaron de precio”, indicó.

Otro de los aspectos que incidió en este aumento fue el IVA. “Con la Reforma Tributaria se eliminó el IVA de smartphones, tabletas y computadores. Sin embargo, por una interpretación de la Dian a la ley no se acabó el impuesto a los smartphones por lo que no quedaron exentos”, agregó Cardona.

“Los usuarios ahora van a tener que asumir equipos más caros con financiación comercial más cara, y con IVA. Pensamos que la CRC debe hacer un monitoreo permanente de la situación”, añadió.

Fuente: www.vanguardia.com